Volver a

Sabemos que solo con leer el título ya puedes tener miles de preguntas, ¿existen varios tipos de útero?, ¿el mío podría ser diferente y no saberlo?, ¿esto tiene algún riesgo para la salud? En este artículo trataremos de responderte todas las dudas y contarte lo que debes saber sobre este tema, ¡no dejes de leerlo!

¿Existen diferentes tipos de útero?

Útero en retroversión y tipos de útero, conoce sus diferencias

Aunque parece increíble, la respuesta es sí. Además del útero que es denominado como uno común o normal, existen otros 6, todos relacionados con características que no siempre representan algún riesgo o problema de salud. En la mayoría de los casos, cuando una mujer tiene alguna característica especial en su útero, se debe a que se produjo cuando estaba en el vientre de su madre. A veces también sucede al ser por herencia.

Conozcamos los tipos de úteros

Los tipos de útero están organizados del 0 al 6, empezando por los más comunes y terminando por los menos frecuentes. Aquí te los presentamos todos, ¡están súper interesantes!

utero y tiipos

Casos todavía sin clasificar: aquí se ubican todas esos cambios o malformaciones que son escasas, como por ejemplo la combinación de dos de los tipos mencionados anteriormente.

¿Todos los tipos de útero permiten quedar en embarazo?

Útero en retroversión y tipos de útero, conoce sus diferencias

Y ya que conoces los tipos de útero seguro te estás preguntando cómo esto afecta el embarazo. Aquí te contamos lo que debes saber de cada tipo:

  1. Útero dismórfico: todavía hay dudas sobre si esto afecta o no el embarazo pues, como hay mujeres que tienen un embarazo saludable y sin ningún problema, hay otras que presentan abortos o partos prematuros.

  2. Útero septado: en muchos casos, es necesario retirar esa pared que te contamos que crece y divide el útero en dos, para abrirle espacio al bebé y que el embarazo se pueda dar sin complicaciones.

  3. Útero bicorpóreo: aunque en este caso la mujer puede quedar en embarazo, dependiendo de qué tan pronunciada sea la malformación del útero, es posible que el bebé no logre acomodarse para nacer mediante un parto natural y el médico tenga que hacer cesárea.

  4. Hemiútero: como en los demás tipos, en este caso, también es posible quedar en embarazo, pero, por el tamaño del útero, es posible que sea un embarazo prematuro.

  5. Útero aplásico: cuando una mujer tiene este tipo de útero, que es el menos común, no hay posibilidad de quedar en embarazo.

Útero en retroversión

Sabemos que hay muchísimas chicas que se preguntan sobre el útero en retroversión, ¿qué es?, ¿por qué se da? Aquí te sacamos de dudas.

¿Qué es el útero en retroversión?

También conocido como útero invertido, consiste en una alteración en la posición del útero dentro de la pelvis. Por lo general, este se encuentra ligeramente inclinado hacia adelante, pero, cuando está en retroversión, se inclina más hacia atrás, es decir, hacia la espalda.

Y ¿esto es normal?, ¿si en una visita el ginecólogo me entero que tengo el útero en retroversión debo preocuparme? ¡Tranquila! Una de cada 5 mujeres puede estar pasando por lo mismo que tú y, aunque sí es posible que esta condición presente algunos síntomas leves que te explicaremos más adelante, tu médico puede ayudarte a controlarlos, para que esto no afecte tu vida. Además, y a menos que tu ginecólogo recomiende lo contrario, el útero invertido no necesita ser acomodado en su posición normal por medio de tratamientos o cirugías, lo que quiere decir que, si este es tu caso, puedes vivir con esta condición ¡sin limitaciones!

¿Puedo quedar en embarazo? Esta es también una pregunta que es muy frecuente entre las mujeres, cuando se enteran de que tienen el útero en retroversión y la respuesta es ¡claro que sí, esto no afecta para nada tu fertilidad! Pues, aunque está invertido, durante el embarazo el útero se dilata de forma normal, adaptando la posición correcta más o menos alrededor de la semana 12.

¿Por qué puede presentarse este tipo de útero?

Aunque hay muchas mujeres que nacen con el útero en retroversión, también existen casos en los que el útero puede cambiar de posición y algunos de ellos son:

  • Endometriosis: que se da cuando el endometrio, que es el tejido que recubre al útero, crece fuera de este.

  • Embarazo.

  • Enfermedades inflamatorias en la zona de la pelvis.

  • Cirugía pélvica.

Síntomas de un útero en retroversión

En la mayoría de los casos, el útero en retroversión no presenta ningún síntoma y el diagnóstico lo da la ginecóloga después de una revisión detallada. Sin embargo, en algunas ocasiones, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Estreñimiento crónico o dolor al entrar al baño.

  • Dolor al tener relaciones sexuales.

  • Cólicos más fuertes durante el periodo.

  • Incontinencia urinaria.

Algo más en lo que pueden estar de acuerdo las mujeres que tienen su útero en retroversión, es que se les dificulta usar tampones.

¿Cada tipo de útero permite el uso de tampón? 

Solo cuando la mujer tiene un útero aplásico no podrá usar tampón y la razón es porque no tienes periodos. En cualquiera de los otros tipos de útero, sí es posible el uso de tampones, solo que, en ocasiones, como cuando la pared del útero septado es muy larga, puede generar molestias.

Igualmente, es importante seguir las recomendaciones de tu ginecólogo y escuchar a tu cuerpo.

¿Sabías que existían tantos tipos de útero? Saber sobre estos temas, te permitirá conocer mejor tu cuerpo y sus cambios.

Tipos de úteros:

  1. Útero normal: su forma es como la de una pera invertida, mide 8 centímetros y pesa 60 gramos aproximadamente.

    1. Es posible quedar en embarazo

    2. Es posible usar tampón.

  2. Útero dismórfico: Las paredes del útero son más gruesas, la cavidad más estrecha e internamente puede verse como una T

    1. Es posible quedar en embarazo, pero, en algunos casos, se presentan abortos o partos prematuros.

    2. Es posible usar tampón.

  3. Útero septado: de la parte de arriba del útero se desprende una pared que lo divide en dos.

    1. Es posible quedar en embarazo, pero, en algunos casos, se debe remover la pared desde antes, para poder darle espacio al bebé.

    2. Es posible usar tampón, pero puede generar molestias. 

  4. Útero bicorpóreo: la parte de arriba del útero tiene una curvatura que puede llegar a dividirlo en dos.

    1. Es posible quedar en embarazo, y hay más probabilidades de que el bebé tenga que nacer por cesárea por falta de espacio para acomodarse. 

    2. Es posible usar tampón.

  5. Hemiútero: solo se forma completamente la mitad del útero.

    1. Es posible quedar en embarazo, pero puede ser prematuro.

    2. Es posible usar tampón.

  6. Útero aplásico: aunque se pueden formar 2 cavidades, no hay útero como tal, por lo que no cumple con sus funciones.

    1. No es posible quedar en embarazo.

    2. No hay periodos, entonces no es necesario el uso de tampón.

Déjanos tus comentarios

Hola , ¿puedo ayudarte?