Volver a

Para muchas esta primera visita puede ser algo incómodo o que genere un poco de miedo porque es algo desconocido. Pero lo más importante para evitar este tipo de sentimientos y que todo se dé de la mejor manera es estar súper informada al respecto, por ello aquí te damos algunos consejos básicos para que sepas de qué se trata y cómo prepararte.

La edad correcta para ir donde el ginecólogo depende de varios factores como por ejemplo cuando comienza tu vida sexual, si detectas algún problema o anormalidad con tu zona V o si tienes preguntas que solo un experto pueda resolverte. Después de tu primera visita tu ginecólogo te dará las indicaciones respectivas para la próxima revisión.

Durante tu visita al ginecólogo, él te hará algunas preguntas con el objetivo de conocerte y poder tener toda la información necesaria para tratarte. Te pedirá información sobre tu historia clínica, si has tenido enfermedades cuáles son, y hasta datos sobre tu periodo, como por ejemplo cómo y cuándo fue tu primera menstruación, cuando fue la última, si has notado irregularidades en tu ciclo, etc.

La limpieza es súper importante, es suficiente con que vayas a tu cita limpia. Evita utilizar productos como talcos, cremas o perfumes ya que esto descontrolaría el equilibrio normal de la zona V e interferiría con los exámenes, pero si te sientes más segura haciéndolo, hazlo.

Debes elegir a tu ginecólogo con la ayuda de una persona mayor en la que confíes, además debe ser una persona competente y sensible que te haga sentir escuchada y que puedas tener una buena comunicación con la persona que escogiste. Es clave que se desarrolle una buena relación y que haya confianza ya que será una figura muy importante para tu vida.

Una fecha perfecta para visitar al ginecólogo es una o dos semanas después de tu período ya que tus mamás no están hinchadas y esto facilitará llevar a cabo los exámenes correspondientes, además de que la ausencia del flujo permite realizar algunos procedimientos sin problemas. Pero también puede que tu médico te quiera revisar durante tu periodo para examinar alteraciones en el flujo, es decir tu médico te dirá cuando es el momento adecuado para visitarlo.

Sé totalmente honesta con tu ginecólogo, él no te va juzgar en ningún momento así que no tienes por qué mentirle, no omitas información pues esto solo impedirá que te diagnostique correctamente.

Es muy recomendable que anotes todo lo que necesites preguntarle a tu médico y que también estés pendiente de cualquier irregularidad ya que el objetivo de tu visita es poder resolver todas las dudas que tengas acerca de tu zona V.

Déjanos tus comentarios

Hola , ¿puedo ayudarte?