Volver a
Métodos anticonceptivos.

Si tienes una vida sexual activa o ya te sientes lista para tener relaciones sexuales, seguro has pensado en la opción de protegerte de un embarazo no deseado y de las enfermedades de transmisión sexual.

Por eso queremos contarte sobre las opciones de métodos anticonceptivos que existen, y recordarte que eres libre de usarlos cuando lo consideres, porque tú controlas tu vida sexual y debes hacerlo con responsabilidad y la asesoría de un médico.

¿Qué es un método anticonceptivo y para qué sirve?

Los métodos anticonceptivos son alternativas para la planificación familiar, ya que desde la pubertad y con la llegada de la menstruación, iniciamos nuestra etapa reproductiva en donde nuestro cuerpo está listo para la posibilidad de ser mamás.

Los anticonceptivos sirven para evitar un embarazo y algunos te protegen contra enfermedades de transmisión sexual, y a la vez te dan la oportunidad de planear el momento indicado en que puedes y quieres ser mamá.

Los métodos anticonceptivos para la mujer, también pueden ayudarte a regular tu menstruación, mejorar el síndrome premenstrual, reducir el acné, reducir el riesgo del cáncer endometrial, ovárico y los síntomas de la endometriosis.

¿Cuáles son los diferentes anticonceptivos?

No todos los métodos anticonceptivos son recomendados para todas las mujeres, porque según tu estilo de vida, historia clínica y tus deseos, el ginecólogo te recomendará el método ideal para ti. Sin embargo, aquí te contamos las posibilidades que existen para que los conozcas, y aprendas sobre ellos.

Mira este video de Cory by Nosotras sobre los métodos anticonceptivos.

Métodos anticonceptivos hormonales

Contienen hormonas sexuales como estrógenos y progestágenos que evitan la ovulación natural en la mujer y por lo tanto no se pueda dar un embarazo. Los métodos anticonceptivos hormonales son:

Orales: más conocidos como pastillas anticonceptivas que se toman diariamente y suelen ser muy eficaces, siempre y cuando las tomes correctamente. Vienen en presentaciones de 21, 28 y 35 píldoras.

Las pastillas previenen la ovulación y además espesan el moco cervical para dificultar el paso de los espermatozoides.

Aunque no a todas las mujeres les pasa, este método podría provocar en tu cuerpo dolor de cabeza, mareo, náuseas o cambios de humor.

Inyectables: estas inyecciones pueden ser mensuales, bimensuales o trimestrales, y su efectividad depende de que las apliques correctamente.

Los métodos anticonceptivos inyectables contienen hormonas similares a las producidas por la mujer, y lo que hacen es impedir la ovulación además de espesar el moco cervical para impedir el paso de los espermatozoides. Se aplican vía intramuscular en el glúteo.

Subdérmicos: se implantan en el brazo debajo de la piel, son unos pequeños tubos que contienen hormonas y las liberan en pequeñas cantidades durante todo el ciclo menstrual, tienen una duración de tres o cinco años.

Transdérmicos: son parches que se pegan a la piel y liberan hormonas.

No olvides que algunos de los métodos anticonceptivos hormonales, son realmente efectivos si aseguras el uso correcto de estos. Es decir, que no debes olvidar tomar tu pastilla cada día a la misma hora, cambiar tu anillo o aplicarte la inyección en las fechas indicadas. Así que el mejor método es aquel que siempre uses correctamente.

Métodos anticonceptivos No hormonales

Son métodos anticonceptivos de barrera que impiden a los espermatozoides llegar al óvulo. El condón es el único que te protegerá de las enfermedades de transmisión sexual como el sida o el virus de papiloma humano. Así que te recomendamos utilizarlo siempre que tengas relaciones sexuales. Estos anticonceptivos son un método de corto plazo y su uso se reduce a una sola ocasión. Los más comunes son:

  • Condón masculino

  • Capuchón cervical 

  • Esponja vaginal

  • Diafragma

  • Condón femenino

Métodos anticonceptivos intrauterinos

Son otros tipos de métodos anticonceptivos de larga duración, que se colocan dentro de tu cuerpo durante varios años y son reversibles en caso de que quieras quedar en embarazo. Los más comunes son:

Mirena: es un pequeño dispositivo en forma de T de plástico que es introducido por un médico dentro del útero y libera pequeñas cantidades de una hormona sintética. Su duración es aproximadamente de 5 años.

DIU o T de cobre: es uno de los métodos más conocidos en el mundo y lo debe poner un médico o jefe de enfermería. El procedimiento consiste en introducir una pequeña T de plástico con un marco de cobre dentro del útero, la presencia del dispositivo estimula la liberación de diferentes sustancias en el organismo que atacan los espermatozoides y no permiten un embarazo.

Métodos anticonceptivos definitivos

El anticonceptivo definitivo para la mujer se conoce como la ligadura de trompas, qué es una cirugía en la que se cierran las trompas de falopio para evitar que los óvulos lleguen al útero. Esta es una decisión que debe asumirse con mucha responsabilidad y con la seguridad de que es lo que quieres, porque es irreversible y no podrás tener hijos.

Ahora que ya conoces cuáles son los diferentes métodos anticonceptivos, consulta con tu ginecólogo para que encuentres el ideal para ti. Recuerda que, aunque hay métodos muy confiables para evitar un embarazo, siempre debes protegerte de las enfermedades de transmisión sexual, tu tranquilidad y salud no tienen precio.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online