Volver a

¿Alguna vez te sientes ansiosa al hablar con extraños? ¿Sientes que tus acciones no importan y que, por mucho que te esfuerces, no son lo suficientemente buenas? Todos estos pensamientos están relacionados con la falta de autoestima.

Aunque a veces es normal sentirse así, si no se controla a tiempo puede afectar negativamente tu vida. Por suerte, hay formas de aumentar la confianza en ti misma y como resultado, vivir una vida mucho más plena y tranquila.

¡Estos son algunos trucos para mejorar tu autoestima y sentirte mejor con quien eres realmente!

  • Sé consciente de tus propios pensamientos

Las personas con baja autoestima tienden a pensar de forma negativa. A menudo, estos pensamientos se expresan en situaciones estresantes o exigentes, por ejemplo, algún examen del colegio, un proyecto del trabajo, alguna salida o evento social.

Tener una baja autoestima también hace que pienses de más las cosas, hasta el punto de sacar conclusiones negativas, por ejemplo: "He enviado un mensaje a una amiga y no me ha contestado, probablemente esté enfadado conmigo", aunque en realidad puede haber miles de razones por las que tu amiga no haya respondido.

Cuando estás en este tipo de situaciones en las que te sientes insegura, intenta analizar tus propios pensamientos en ese mismo instante, ¿son positivos o negativos?¿Cómo te estás tratando? ¿Eso mismo se lo dirías a una amiga? Si la respuesta es no, ¿por qué te lo estás diciendo a ti misma?

Es hora de cambiar ese chip y cada vez que te des cuenta que estás siendo negativa, piensa “no es cierto, lo cancelo”. Una vez que seas consciente de que estos pensamientos no son ciertos ni tienen sentido, disminuirán la cantidad de pensamientos críticos.

  • No te compares con otras personas

Eres tu propia persona, totalmente única en todos los sentidos. Nadie es igual a ti, así que no tiene sentido intentar ser como otra persona. Debe valorar tus propias acciones en lugar de compararte con los que te rodean. Es posible que te parezca que a todos los que están a tu alrededor les va bien y que tú eres la única que está luchando en algunos aspectos de la vida.

Si piensas ¿hay algo malo en mí?, ¡la respuesta es no! Todo el mundo tiene sus propias luchas, es perfectamente normal, pero deja que esas luchas sean tuyas y trata de resolverlas a tu manera.

Cuando te dejas de comparar con los demás, puedes medir tu crecimiento basado en tu yo del pasado ¡Vas a darte cuenta de lo mucho que has crecido y aprendido! De esta forma, te sentirás mejor y tu autoestima crecerá igualmente.

amor propio y autoestima
  • Deja de lado el perfeccionismo

Nadie es perfecto, así que ¿por qué deberías intentar serlo? Hasta la misma Kendall Jenner tiene problemas, rupturas amorosas y amistades falsas. Luchar por la perfección te va a llevar por un abismo, porque jamás se va a llegar a esa meta inalcanzable, pues te hace detener y ni siquiera intentar las cosas por miedo a que no sean completamente perfectas, sabiendo que lo realmente valioso son los errores, porque aprendes y creces con ellos.

¡Por supuesto que es importante intentar ser siempre la mejor versión de ti misma!, pero siempre entendiendo que tu proceso es único, lleva tiempo y debes hacerlo un paso a la vez.

  • Celebra tus éxitos

Es importante hacer un seguimiento de todo lo que has hecho y en lo que has mejorado. ¿antes te daba miedo hablar en público, y ya lo estás haciendo? ¡Felicidades! Cuando lo notes, prémiate por haber dado un paso más allá, para convertirte en una persona más segura de sí misma.

Puede que todavía no estés exactamente donde quieres estar, pero estás llegando. El recorrido es más importante que el destino, y la vida es todo un viaje.

  • El valor de lo simple

Es posible que vayas por la vida queriendo cambiar tu pasado, y aunque haya sido difícil todas esas experiencias te han convertido en quién eres realmente, una persona única y maravillosa.

Debes comenzar por valorar lo que tienes actualmente, eso incluye aceptar tu pasado para disfrutar del futuro. Agradece desde lo que aparentemente es más simple, por ejemplo, las personas que tienes a tu lado, por los obstáculos que has superado, las conversaciones que te han cambiado la vida, las sonrisas inesperadas.

Puedes pensar que no tienen importancia alguna, pero la mejor forma de aumentar el amor propio es agradeciendo por lo que ya tienes y no pensar en lo que te hace falta.

El camino de una buena autoestima es como una montaña rusa, puedes sentir días altos y otros bajos, pero debes reconocer que es parte del camino. Aprende a alzar las manos en ella, pues esto significa que a pesar de que sientes miedo y adrenalina, tienes la confianza de que al final, ¡todo va a estar bien!

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online