Soy yo, la chica con emociones como en una montaña rusa

Soy yo, la chica con emociones como en una montaña rusa

Volver a

Soy yo de nuevo, la chica con emociones como en una montaña rusa. Querida comunidad, querida persona que lee todo lo que escribo, te cuento que hoy es uno de esos días donde me siento con mucha alegría y ganas de vivir, como puse en la primera vez que escribí en este medio, vivir un día a la vez, eso es lo que hago, en eso me mentalizo y si funciona, solo tengo que estar viva hoy y por ende tengo que darme un motivo para hacerlo.

Después de lo que pasé es difícil encontrar la paz y tranquilidad al máximo, mentiría si dijera que lo estoy, intento estarlo. Y tú también deberías intentarlo, si lo logras será un día muy productivo y si no, mañana lo puedes seguir intentando.

Es tan raro que un día diga que me siento una persona muerta en vida y otro día diga que tengo motivos para vivir, así somos los seres humanos, seres impredecibles, con sus virtudes y defectos intentan ser mejor.

Bueno, hoy fue un día que la pasé casi las 18 horas del día en la calle, y hace una semana ni siquiera pisaba la vereda y puedo prometer que esa salida fue una de las mejores decisiones que tomé, el decidir salir de mi casa, lugar donde me estaba asfixiando literal, me hizo ver el mundo de otra manera y pude disfrutar de esas cosas tan rutinarias que acompañan la vida de miles de personas en este mundo.

Disfruté demasiado pasar tiempo con mi mamá y mi hermano, fui a la playa, corrí por la orilla junto a mi hermanito, almorzamos en uno de mis lugares favoritos uno de mis platos favoritos, un rico lomo saltado, todos saben que la gastronomía peruana es la mejor. Luego salí con mi novio, a quien agradezco tanto por estar en todo momento para mí y luego salí con mi prima favorita, mi hermana que la vida me dio, mi confidente, la persona más leal que he conocido.

Disfruté de cada uno de ellos, cada momento, cada risa, cada minuto, absolutamente todo. Siento que la energía nueva corre por mi cuenta y estoy tan feliz por sentirme viva de nuevo, por terminar el día con una sonrisa en el rostro. Gracias Dios por este día y por los que aún faltan disfrutar. Disculpen por no subir material que quizás sirva a otras chicas que comparten lindo contenido que las leo pero, créanme, este medio es mi medio de escape, es como esa mejor amiga que no tengo que puedo contar absolutamente todo y no me va a juzgar si no todo lo contrario, que me escucha y que intenta comprender esos cambios tan brusco que tengo. Así soy, la chica de las emociones en una montaña rusa de nunca parar.

Déjanos tus comentarios

Hola , ¿puedo ayudarte?